Páginas vistas en total

miércoles, 25 de enero de 2017

Desde el Solferino


12 comentarios:

  1. Esta foto está hecha hace justo hoy dos años, es desde el puente Solferino de Pisa. Siempre es bueno revisar las fotos de otras épocas y sobre todo los días como hoy que la cámara no ha salido de la mochila…
    Gracias por vuestras visitas y comentarios

    ResponderEliminar
  2. Que bonita es la curva que hace el río, de la que has conseguido un encuadre perfecto, las casa de ambas margén del río es un bello acompañamiento para esta bonita estampa.

    Me encanta la iluminación que has conseguido.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que peaso foto. Hay que tocar todos los palos. Buenisima.

    ResponderEliminar
  4. Una preciosa fotografía que nos recuerda a Canaletto.
    Una imagen que con la saturación de la luz se logra
    un momento mágico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Preciosa imagen, tiene todo y todo sensacional, encuadre, luz, tonalidades, procesado y sobre todo las sensaciones que transmite, de paz, de deseo de estar.
    Gracias por compartirla Fernando.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Es una maravilla de foto.

    La composición con ese recorrido visual, luz y tonos es una delicia, me a gustado mucho :)))

    Un abrazo Fernando.

    ResponderEliminar
  7. Una imagen para disfrutarla a pantalla completa.
    Un abrazo, Fernando.

    ResponderEliminar
  8. Muy bien aprovechadas esa suave curva y la también suave luz del, supongo, atardecer

    ResponderEliminar
  9. Realmente extraordinária, y además con un giro de 360 grados a lo que nos tienes acostumbrados.
    La luz, el color y la arquitectura de la Toscana son únicas.
    Un abrazo Fernando

    ResponderEliminar
  10. En dos palabras: pre ciosa.
    Un abrazo, Fernando.

    ResponderEliminar
  11. Halaaa!! que fotón...y te la tenías bien guardada....
    Una maravilla, Fernando, en todos los aspectos:)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Gracias a todos por vuestros comentarios. No publico comentarios Anónimos.